La aleta de tiburón

Quiero hacer hoy aquí una breve referencia a la actual rapidez de difusión de las innovaciones. Todos sabemos la forma que tradicionalmente ha tenido la difusión de una innovación. Lo estableció un académico llamado Rogers ya en la década de los 60 del siglo pasado. Así, si grafiamos el número de “unidades” puestas en el mercado en cada momento a lo largo del tiempo, obtenemos una distribución normal, una curva en forma de campana (curva de color rojo en la gráfica siguiente), donde distinguimos distintos grupos de usuarios de la tecnología en función del momento en que la adquieren:

  • Los innovadores, que suponen un porcentaje inicial muy bajo, de un 2,5%
  • Los early-adopters, un 13,5% del total
  • Los de la early majority, con un 34%
  • Los de la late majority, con otro 34%
  • Finalmente, los laggards, los últimos en adquirir la innovación, un 16% del total

Si representamos las unidades acumuladas puestas en el mercado a lo largo del tiempo obtenemos una curva en forma de S, más o menos inclinada (la curva en color azul en la gráfica anterior). En la misma Wikipedia podéis encontrar mucha más información sobre este concepto de difusión de las innovaciones, inicialmente expresado por Rogers.

Pero hoy esta idea ya no es válida

Así lo establecen Larry Downes y Paul Nunes en su libro Big Bang Disruption: Strategy in the Age of Devastating InnovationEstos autores evidencian que en el entorno digital actual esa curva tradicional de adopción de una innovación es distinta y tiene forma de aleta de tiburón. Es decir, la adopción de las innovaciones en entornos de fuerte disrupción es muy rápida, no es gradual.

Esta otra siguiente gráfica permite ver esa misma idea a partir de una comparativa entre la difusión de distintas innovaciones. Así, innovaciones recientes como el Smartphone o la Tablet se han difundido prácticamente de forma inmediata, en una línea casi vertical. En cambio, inventos como el teléfono tuvieron una entrada mucho más gradual.

Estamos en un mundo de disrupción, muy exigente para los usuarios y consumidores pero principalmente para los innovadores y las empresas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *