Tecnologías emergentes

Asociamos tecnología a expectativas. Este componente de esperanza es más acentuado en el estadio inicial de la tecnología. Es por ello que las tecnologías emergentes son un ámbito de creciente interés. La siguiente gráfica muestra las publicaciones científicas que incluyen el concepto de tecnología emergente en el título y de artículos en prensa que incluyen ese mismo concepto en los titulares de la noticia.[1]

Pero… ¿Qué entendemos por tecnología emergente? Una definición podría ser la siguiente:[2] Se trata de una tecnología radicalmente novedosa y de crecimiento relativamente rápido caracterizada por un cierto grado de coherencia que persiste en el tiempo y con el potencial de ejercer un impacto considerable en el ámbito socioeconómico. Ese ámbito se observa en términos de composición de actores, instituciones y patrones de las interacciones entre ellos, junto con los procesos de producción de conocimiento asociados. El impacto más destacado de esa tecnología novedosa reside en el futuro. Por lo tanto, en su fase de emergencia, es todavía algo incierto y ambiguo.

En definitiva, para ser considerada emergente, una tecnología debería tener 5 atributos:

  • Ser radicalmente novedosa
  • Tener un crecimiento relativamente rápido
  • Coherencia
  • Impacto prominente
  • Incertidumbre y ambigüedad

La evolución de las tecnologías lleva a que en algún momento dejen de ser emergentes y estén plenamente establecidas en el sistema. El gráfico siguiente indica cómo evolucionan los cinco atributos que definen a una tecnología en las fases de pre-emergencia, emergencia y post-emergencia.

Hemos comentado en otras entradas de este blog que tecnología y expectativas van íntimamente ligadas, principalmente cuando se trata de tecnologías emergentes. De hecho, las expectativas son la esencia de la curva de Gartner que describimos a continuación. Fue introducida en 1995 por la empresa fundada por Gideon Gartner y dibuja el camino que siguen en el tiempo (eje X) las expectativas o visibilidad (eje Y) de una tecnología. Hoy esa empresa, Gartner Inc., es el gran referente global en información y prospectiva sobre tecnología.

Curva de Gartner = Suma de curvas

Esa curva de Gartner está formada por la suma de tres ecuaciones distintas:

1. La primera resume las expectativas en una forma de hype, de histeria inicial, desde una óptica humana poco racional. Ese comportamiento inicial irracional ante una nueva tecnología está motivado por 3 fenómenos:

  • La atracción que nos supone a las personas algo nuevo y las ganas que tenemos de compartirlo
  • El contagio social
  • Una actitud exploratoria en la toma de decisiones

Estos tres fenómenos llevan a las personas a evaluar y considerar la nueva tecnología con un exceso de entusiasmo. Además, los medios de comunicación tienden a resaltar ese tipo de novedades. Todo ello provoca una máximo de expectativas, que después se ven reducidas cuando llegan los primeros resultados, siempre por debajo de esas expectativas excesivas.

2. La segunda ecuación es la clásica curva en S que refleja la evolución y maduración de una tecnología en base a sus atributos y comportamiento.

3. Gartner tiene también en cuenta la curva en S de adopción de la tecnología

El gráfico siguiente trata de plasmar esta yuxtaposición:

Nos entretenemos un momento en ese origen múltiple de la curva de Gartner. Las curvas del ciclo de vida de los productos y de las tecnologías se basan en índices próximos al PRODUCTOR, al fabricante del producto y la tecnología Por ejemplo: patentes, artículos científicos, ventas, cuota de mercado, beneficios… En cambio, el hype inicial es una curva que se centra en el CONSUMIDOR. Tiene su origen en el “marketing hype”, un concepto que explica los efectos de una exposición excesiva. Se mide a través de distintos indicadores (artículos en prensa, internet…). Es decir, cada fase tiene su propio indicador.  Simplificando:

  • La curva del ciclo de vida de la tecnología es próxima a la I+D y a la producción de la tecnología
  • La curva de adopción y la curva de Gartner son más próximas a la entrada de la tecnología a la sociedad en general y al consumidor en particular

Curva de Gartner y sus fases

Gartner distingue 5 fases distintas en cuanto a la evolución de las expectativas generadas por la tecnología.

  1. Activación
  2. Pico de expectativas sobredimensionadas
  3. Abismo de desilusión
  4. Pendiente de consolidación
  5. Meseta de productividad

  • Activación. Un simple anuncio o presentación pública desencadena el ciclo. La conciencia sobre esa tecnología empieza a extenderse y atrae a los medios de comunicación, que le dan una primera cobertura. Los capitalistas de riesgo y las empresas que adoptan el objetivo apuntan a capitalizar las posibles ventajas del primer jugador.
  • El pico de las expectativas infladas: esta fase se caracteriza por las altas expectativas impulsadas o promocionadas por la cobertura de los medios. Siguiendo el efecto del ruido mediático, las empresas invierten sin tener una estrategia clara o un buen negocio. Se da exceso de entusiasmo y proyecciones poco realistas. Existen algunos éxitos, pero son muchos más los fracasos. Las únicas compañías que ganan dinero son organizadores de conferencias y editores de revistas. En esta etapa, todavía hay información limitada sobre la tecnología y sobre cómo se aplicará la tecnología en las empresas. Por lo tanto, las preguntas de investigación que pueden abordarse también son limitadas. Debido a que las expectativas son altas, es probable que no haya mucha discusión en los medios acerca de las limitaciones de la tecnología. La mayor parte del flujo de información sobre la tecnología es positiva. Los pocos casos de éxito se utilizan para crear mejores prácticas. Sin embargo, esas mejores prácticas no serán ni mucho menos las definitivas. Se modificarán en etapas posteriores. Se da una primera generación de productos, primeros prototipos detallados e implementaciones. Durante el pico de las expectativas infladas, los estudiantes, profesores y otros investigadores se preguntan y anticipan cómo la tecnología influirá en las empresas y analizan el impacto en los procesos tradicionales.
  • Abismo de la desilusión. El exceso de entusiasmo y las inversiones exageradas resultan en adopciones comerciales que no cumplen con las expectativas de rendimiento e ingresos. Las decepciones públicas se propagan y nuevamente son promocionadas por los medios, ahora en sentido contrario. Debido a que la tecnología no cumple con las expectativas exageradas que ellos mismos habían creado, rápidamente la consideran pasada de moda. En esta fase, la información sobre la tecnología se refiere principalmente a problemas para implementarla y al análisis de las cosas que salieron mal.
  • Pendiente de la recuperación. Algunos de los primeros usuarios que continuaron trabajando con la tecnología comienzan a generar beneficios y recuperan la motivación. Con más inversiones, la comprensión contextual de la tecnología crece, lo que resulta en un aumento del rendimiento. La tecnología empieza a ser socializada. Se considera que se está en esta pendiente cuando hay una tasa de adopción del 5%.
  • Meseta de productividad: La adopción es ya superior al 20% y la tecnología se valora de manera realista. Luego de exitosas demostraciones en el mercado, la adopción se acelera. Los beneficios de la tecnología en el mundo real son demostrados y aceptados. Cada vez más organizaciones se sienten cómodas con los niveles reducidos de riesgo y comienza la fase de rápido crecimiento de la adopción. En esa meseta las organizaciones comienzan a darse cuenta de los beneficios de la tecnología. El riesgo de adoptar la tecnología se ha reducido ya que varias empresas la han implementado.

El tiempo para llegar al plateau de productividad

El tiempo entre el pico de las expectativas infladas y la meseta de la productividad se ha denominado la ‘time-to-value gap’, que podríamos traducir por el tiempo necesario hasta el valor. Esta brecha puede diferir dependiendo de las limitaciones de cada tecnología, la complejidad de la integración y el potencial de penetración. Como resultado, el ciclo de Gartner de diferentes productos puede variar entre dos años y dos décadas,

La empresa Gartner, Inc habla de “tecnologías normales”, las cuáles tardan de cinco a ocho años en llegar al valor, “tecnologías de vía rápida”, que necesitan solo de dos a cuatro años para alcanzar la madurez, y finalmente las “long fuse technologies”, que pueden necesitar varios ciclos de expectativas y valles.

Desde su introducción por Gartner hace ya más de dos décadas, el modelo ha recibido un interés creciente por parte de los profesionales, y más recientemente de los académicos. El modelo ha evidenciado la capacidad de prever la evolución del desarrollo tecnológico. Las empresas (y los emprendedores e inversores) deberían considerarlo a la hora de formular sus estrategias de comercialización.

[1] What Is an Emerging Technology? Daniele Rotolo, Diana Hicks, Ben Martin. SPRU Working Paper Series (ISSN 2057-6668)

[2] Misma anterior referencia